Calendario letterpress 2022

19

El calendario letterpress 2022 Tiporium está impreso artesanalmente usando tipos móviles, tintas ecológicas y grabados de magnesio sobre papel Fedrigoni Materica Gesso de 360gr. Este año tiene un tamaño mayor de 18×19 centímetros, es el calendario más grande que hemos hecho y para ello hemos vuelto a los orígenes al imprimirlos exclusivamente con una elegante tinta negra que contrasta con la textura del papel blanco de alta calidad. La base este año es más grande para soportar el peso del calendario por lo que las de años anteriores no funciona bien.

> Tamaño: 18×19 cm.
> Sostenible: realizado con materiales reutilizados y reciclables.
> Nueva base: más larga para soportar el tamaño. Incluida.

 

56 disponibles

SKU: Calendario 2022 Categorías: ,
Ilustraciones que hacen referencia al nombre romano de los meses impresas a partir de grabados de magnesio con alto detalle
Papel Materica Gesso de 360 gr de Fedrigoni, un papel con textura y respetuoso con el medio ambiente que unido a la tinta negra da un resultado muy elegante
Un calendario Tipogregoriano, este año se cumplen 440 años de la implantación del calendario moderno, hay mucha historia detrás

Un calendario ideal

440 aniversario de la instauración del calendario gregoriano

El calendario gregoriano actual tiene su origen en el calendario juliano romano, que se basa en el de los egipcios. Estos últimos, hace nada menos que 4.800 años, calcularon el tiempo que tarda la Tierra en dar su vuelta completa alrededor del Sol: 365 días y 6 horas que dividieron en 12 meses. Idearon entonces el año bisiesto para solventar esas horas: cada cuatro años habría un día más, el 29 de febrero.

Cuando Julio César conquistó Egipto, lo que más le fascinó de aquella civilización deslumbrante fueron su reina, Cleopatra, y su forma de calcular los años, que se impuso en todo el Imperio romano al calendario de Rómulo dividido en 10 meses.

Pero el invento de los egipcios tenía un fallo: la Tierra tarda en dar la vuelta alrededor del Sol algo más que 365 días y 6 horas, concretamente 11 minutos y 14 segundos más. Un tiempo que se iría acumulando y causaría un desfase entre el calendario juliano y el solar.

Un estudio de la Universidad de Salamanca de 1578 demostró este hecho y el papa Gregorio XIII promulgó su uso por medio de la bula Inter Gravissimas.

Gregorio XIII instauró el calendario actual en el año 1582 y fijó su inicio para las 12 de la noche del jueves 4 de octubre. Al sonar la última campanada de la medianoche, comenzó el viernes 15 de octubre. En un segundo habían pasado diez días.